Máximo González (105º) y Diego Schwartzman (77º) ganaron sus primeros compromisos del Masters de Challengers en el polvo de ladrillo de San Pablo frente a Víctor Estrella Burgos (80º) y Guilherme Clezar (331º), respectivamente, en la primera fecha del round robin.

El encargado de abrir el certamen fue el tandilense – séptimo cabeza de serie – quien venció al tercer favorito al título por 6-3 y 6-4 tras una hora y cuarto. Machi finalizó con dos aces y cuatro dobles faltas, mientras que el dominicano apenas tuvo un error desde la base, pero aún así el argentino salvó los cuatro break points que permitió en el primer set, mientras que solo enfrentó una rotura en el siguiente. Aunque Estrella Burgos (ganador de dos Challengers este año) finalizó con 67% de primeros servicios, sufrió seis oportunidades de quiebre, de las cuales perdió la mitad.

González mañana por la tarde enfrentará a Simone Bolellli (60º) – máximo favorito al título quien hoy venció a Andreas Haider Maurer (84º) por 6-4 y 6-4 – a quien le ganó la única vez que lo enfrentó en la Copa del Mundo por equipos de 2009. En caso de ganar, y que Estrella Burgos supere al austríaco, el argentino clasificará a semifinales.

Luego fue el debut del Peque, quien en 73 minutos dejó en el camino al local invitado por 6-3 y 6-2, pese a que dejó pasar siete oportunidades de romper. Pero los cuatro quiebres capitalizados le valieron el triunfo, especialmente al haber sufrido una sola rotura y haber ganado el doble de puntos con la devolución que portoalegrense (30 a 15). Además el porteño terminó con tres aces y ninguna doble falta frente a seis y tres de su rival.

Mañana el segundo cabeza de serie tendrá enfrente al esloveno Blaz Rola (81º), quien le ganó a Joao Souza (90º) por 6-3 y 6-4, y le ganó el año pasado a Schwartzman en Río de Janeiro. Para clasificar Diego necesita ganar y que luego lo haga Clezar ante su compatriota.