Tan sólo el mes pasado, el dólar paralelo llegó a rozar los 16 pesos, cifra que encendió la alarma de las autoridades que enfrentaron la presión de una nueva corrida cambiaria.

El viernes la divisa del mercado ilegal cerró a 13,60 pesos y este lunes siguió bajando, lo que permite que la brecha con el dólar legal, que vale 8,50 pesos, se haya reducido al 47,8 por ciento.