El dólar paralelo escaló hoy 20 centavos ó 1,41 por ciento a 14,40 pesos para la venta en la plaza local, una brecha de 71 por ciento contra el que se ofreció a 8,42 pesos en pizarras de la City porteña, en una rueda en que el Banco Central compró 40 millones de la divisa, mientras el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y el ministro de Economía, Axel Kicillof denunciaban un «ataque especulativo» de los fondos buitre.

Ambos funcionarios describieron lo que Capitanich llamó «una estrategia de esmerilamiento permanente» hacia el Gobierno y luego, «una segunda acción» a través de grupos financieros, «generando mecanismos de expectativas negativas, vía ataques de carácter especulativo contra la moneda y generando en forma artificial una crisis donde no la hay».

En tanto, Kicillof fue más allá y planteó en el Congreso, en medio del debate por el cambio de la sede de pago de la deuda reestructurada, un «plan de cinco puntos» de los fondos buitre que comienza con «el ataque a la moneda argentina» y del que luego señaló que contempla generar mecanismos de extorsión «para que la Argentina pague lo que no tiene que pagar», más allá de una «campaña internacional».

En medio de estos argumentos que algunos operadores tomaron «como una forma de cubirse ante una eventual devaluación», el alza del dólar informal volvió a derivarse del encarecimiento del tipo de cambio implícito en las operaciones con títulos públicos -dólar bono-, que subió a 13,80 pesos, y el del llamado contado con liquidación, que escaló a 13 pesos.

En perspectiva, el dólar blue avanzó 44,50 por ciento en el año, mientras el oficial en las pizarras sumó 28,75 por ciento, en el mismo lapso.