«Los argentinos ante cualquier temor, demandan dólares», fue la única razón que dio el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, para explicar la repentina suba del dólar paralelo de los últimos días. Desmintió nuevamente alguna medida para controlar la operatoria del dólar contado con liquidación.

Pero como siempre sucede en estas situaciones, más controles en el microcentro y las desmentidas no hacen más que alentar el apetito por el dólar, en un marco de tipo de cambio atrasado. La divisa extranjera en el mercado paralelo arracó hoy a $14,15 por encima del cierra de ayer en $13,90.