La devaluación del peso se profundizaba este viernes en el mercado oficial, un día después de que el Gobierno Nacional descartara una nueva maxidevaluación.

La divisa se apreciaba un 0,47% y trepaba hasta los $8,48, lo que constituía un valor récord.

En la jornada anterior el dólar oficial registró su mayor apreciación desde enero, cuando saltó de los $6,80 a los $8 en cuestión de horas.

En lo que va del mes, la divisa en la plaza formal se apreció un 3,68% y un 22,7% desde que empezó el año.

Según operadores, para contener la suba de este viernes el Banco Central tuvo que inyectar US$50 millones en el mercado spot y otros US$400 millones en el de futuros.

Por su parte, el dólar paralelo perdía posiciones luego de que el jueves cerrara en un récord de $13,95 por unidad. En la plaza paralela, el billete se depreciaba un 1,09% hasta los $13,80.