Dropshipping, un modelo de negocio que está de moda entre los jóvenes argentinos
Dropshipping, un modelo de negocio que está de moda entre los jóvenes argentinos

Cada vez son más los jóvenes argentinos que apuestan por la apertura de negocios online en la gran red de redes

Sin duda alguna, la implantación de Internet y las nuevas tecnologías en el conjunto de la sociedad argentina se ha convertido en un auténtico fenómeno que ha provocado la transformación de múltiples sectores y servicios. Los procesos de compra a través de Internet están a la orden del día, y son muchos los usuarios que deciden empezar a ganar dinero mediante un tipo de servicio como el Dropshipping.

Para quién no haya oído hablar nunca de este modelo de negocio online, hay que señalar que el dropshipping consiste en un tipo de venta al por menor, donde el minorista (o propietario de una tienda online) no dispone de productos en su inventario, sino que simplemente recoge los pedidos de los clientes para trasladárselos posteriormente a un mayorista, el cual se encarga de enviar las mercancías directamente a dichos clientes.

Un tipo de negocio que como decimos, se encuentra al alza en casi todas las partes del mundo, pero que ha cogido un cariz especial en Argentina, ya que según los últimos datos facilitados por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico junto a Kantar TNS (grupo de investigación de mercado global e información de mercado), el comercio electrónico creció un 47% en 2018 con respecto a las cifras obtenidas en 2017.

Un crecimiento del comercio electrónico en Argentina que se traduce en una facturación total de 229.760 millones de $, algo inimaginable hace unos cuantos años, pero que hoy en día se ha convertido en una auténtica realidad de la que cada vez se benefician más usuarios de todas las partes del mundo.

¿Por qué los jóvenes confían en el dropshipping?

Como ya se ha comentado anteriormente, la implantación de Internet y las nuevas tecnologías en el conjunto de la sociedad argentina ha provocado la transformación de diversos sectores y negocios. Las empresas tradicionales siguen estancadas en los clásicos métodos de compra y venta del pasado, los cuáles no reportan los suficientes beneficios como para poder seguir adelante con el negocio.

Por ello, no resulta extraño ver cómo cada vez son más las personas que a la hora de abrir un negocio piensan directamente en Internet. En la posibilidad de abrir una tienda online que permita vender todo tipo de productos desde casa, sin necesidad de contar con un gran stock en el almacén y sin tener que estar preparando pedidos todo el día.

Esta idea ya es una realidad y se denomina dropshipping, un modelo de negocio que ofrece múltiples ventajas a los usuarios, entre las que destacan la poca inversión inicial que se necesita y la facilidad de poder atender a los clientes desde una página web.

Se puede decir, que el dropshipping es un tipo de herramienta que permite llevar a cabo la comercialización de productos que pertenecen a un proveedor, pero que son ofrecidos al público por parte de una persona o tienda online que ha llegado a acuerdos previamente con dicho proveedor. Un nuevo modelo de negocio que permite ampliar el inventario de cualquier tienda online sin tener que adquirir los productos, ya que estos son propiedad de un proveedor que se encarga de distribuirlos.

Por tanto, el propietario de una tienda online o página web que adopta el modelo de dropshipping es un intermediario entre los proveedores y los clientes, el cual únicamente se encarga de anotar el pedido y facilitar los datos de entrega al proveedor en cuestión.

¿Qué se necesita para iniciarse en el mundo del dropshipping?

Aunque a primera vista pueda parecer un tipo de negocio complejo, lo cierto es que para iniciarse en el mundo del dropshipping es necesario realizar los mismos pasos que en el caso de un ecommerce que vende productos propios.

Es decir, lo primero de todo es contar con una persona física que se debe dar de alta en el régimen de la Seguridad Social como trabajador autónomo (pagando por ende una cuota mensual). Una vez realizado este paso, tan solo hay que llevar a cabo una contabilidad mensual de todos los productos que se venden, ya que todos los meses habrá que preparar una serie de facturas que corroboren las actividades comerciales que se han realizado.

Cuando estos pasos estén completados, la tienda online basada en el modelo de dropshipping podrá operar en el mercado sin ningún tipo de problema. Una nueva forma de ganarse la vida desde casa, sin tener que contar con un amplio almacén cargado de productos y sin tener que hacerse cargo de los complejos operativos del reparto de pedidos.