Las ciudades más importantes, en 166 países del globo terrestre, fueron testigos del movimiento protagonizado por aproximadamente 600.000 personas.

Faltando solo dos días para la cumbre de la ONU, convocada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, a la que asistirán más de 120 jefes de Estado, se produjo una histórica marcha en Nueva York que reunió a 310.000 manifestantes según los organizadores.

Con bandas musicales y flores gigantes, celebridades de Hollywood, políticos, activistas y estudiantes que participaron en la gran «Marcha del pueblo por el clima».

En Manhattan, Leonardo di Caprio con larga barba, anteojos de sol y boina fue la estrella de la protesta, a la que también acudieron el exvicepresidente estadounidense Al Gore, Ban Ki-moon y Bill de Blasio, alcalde la ciudad anfitriona.

Otros puntos de encuentro se situaron en Londres, París, Madrid, Cairns, Sidney, Nueva Delhi, Bogotá y Río de Janeiro.

Damián Rosito