La expresidenta Cristina Fernández Kirchner recibió este mediodía una condecoración oficial en Ecuador por su «liderazgo político» durante su gestión, a partir de una iniciativa de la oficialista Asamblea Nacional.

«Hoy estamos aquí como un día peronista, compañeros y compañeras, hoy reconocemos la estatura continental de una mujer que ha impulsado con fuerza el proyecto integracionista latinoamericano», dijo la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, sobre Cristina, quien recibió la medalla Manuela Sáenz en medio de la protesta del embajador argentino, Luis Juez.

Los asambleístas de la oposición dieron el faltazo al salón plenario del Palacio Legislativo en protesta por la condecoración a la exmandataria que enfrenta diversas denuncias en los tribunales argentinos por posibles hechos de corrupción.

En su discurso, la expresidenta destacó: «Más allá de la generosa descripción de mi persona que hizo Gabriela (Rivadeneira), no la recibo (la condecoración) en nombre propio sino en nombre de mi país».