Una amplia puerta de entrada en la planta baja ya ofrece vistas al patio verde desde la calle. Hay una sala para bicicletas y cochecitos en la planta baja, con luz natural. Como ambas fachadas reciben casi la misma calidad de la luz y sol, las logias y viviendas se disponen de forma alterna.

Las escaleras de acceso, abiertas hacia el patio, promueven la comunicación entre los residentes y los largos descansos también se pueden utilizar como balcones compartidos. Los apartamentos se distribuyen como lofts con un núcleo húmedo céntrico, con diferentes opciones para la disposición de las habitaciones y para variar los estilos de vida y los grados de apertura.

El aparcamiento subterráneo ofrece espacio para 12 coches y goza de luz natural. El patio está diseñado para asegurar a los residentes una mejora duradera de la calidad de vida y, en conjunto con los balcones privados, un uso vivaz como un espacio verde adicional.