Eduardo Arnold se quejó porque el juez federal Sebastian Casanello no llamó a indagatoria ni a la expresidenta Cristina Kirchner ni al empresario K Lázaro Báez. «Ellos son los dueños de la pelota: cuando la Justicia los llame voy a creer en algo», remarcó el exvicegobernador de Néstor Kirchner. «Absolutamente los Kirchner son corruptos», remarcó.

Para Arnold la relación de los Kirchner con Báez prueba la corrupción: «Néstor Kirchner se hizo socio de Lázaro Báez, por eso digo que la expresidenta tiene que declarar», cuestionó el exfuncionaro K. Y contó cómo supo de las irregularidades en Santa Cruz: «Me entero de la corrupción cuando el presidente de Vialidad me informa de los sobreprecios en varios contratos de obra pública».

Además recordó que cuando pidió que allanaran una casa que había pertenecido a los Kirchner en Río Gallegos «levantaron el techo de la casa y sacaron cajas con una grúa». Para Arnold en las cajas había plata, que según su testimonio, «se la habrían llevado a alguna de las estancias que tienen».

Sus palabras dejaron a todo el mundo atónitos, en el programa Intratables, que conduce Santiago del Moro por América TV.

En su patético intento por defender a su ídolo Néstor Carlos Kirchner, el panelista ultra «K» Diego Brancatelli, pidió por favor respeto por los muertos.