El francés, Tancrede Melet, diseñó una catapulta para realizar un salto al vacío. La experiencia fue registrada en video y se viralizó desde su publicación en las redes sociales.

Tancrede Melet es un joven francés conocido por hacer deportes extremos y mostrar sus hazañas en la web. Esta vez se distinguió por diseñar una especie de catapulta humana en referencia a los Angry Birds y arrojarse de gran altura hacia el vacío.

Las imágenes fueron capturadas por él mismo con una cámara GoPro sujetada a su cuerpo con un selfie stick. A diferencia del juego, el protagonista no se estrelló con una arquitectura de piedra, vidrio o madera para matar a un cerdo, sino que desplegó un colorido paracaídas.

Debido a que el video fue distribuido en diferentes plataformas, es difícil contabilizar su impacto. Solamente en YouTube superó las 350 mil vistas en dos días y sigue en ascenso.