La millonaria empresa planea sacar al mercado, en un corto plazo, un automóvil que pueda manejarse de forma automática. Sin embargo, el gobierno del estado de California parece traer una polémica…

A pesar del gran entusiasmo de todos en la gigante Google, el gobierno de California quiere obligar a la empresa del buscador más famoso a instalar un volante y pedales en el auto.

La polémica surge pues las leyes del estado disponen que todo vehículo debe respetar sus propias normas, y el auto de Google no puede ser una excepción.

Es por eso, que Google acatará la medida e instalará volante y pedales a sus cien primeros prototipos. La resolución del estado de California entrará en vigencia el 1 de Septiembre, hasta entonces, Google estará encargado de modificar su diseño original.

El estado californiano justifica la medida declarando que un vehículo motorizado que no es controlado por un ser humano puede acarrear serias consecuencias, como ser utilizado para atentados terroristas.

Julián Groppo

ARVE Error: no id set