Dos pilotos suizos comenzaron a dar la vuelta al mundo por los aires en un vehículo que no utiliza combustible a base de fósiles. Tienen planeado realizar la hazaña en cinco meses y buscan concientizar a las personas sobre el calentamiento global.

Los suizos Bertrand Piccard y André Borschberg se subieron el lunes al Solar Impulse 2 para hacer una campaña con el fin de preservar el planeta. Se trata de dos hombres que quieren demostrar que la tecnología actual puede convivir con el medio ambiente sin ser nocivo con el mismo.

Se embarcaron en un avión alimentado por energía solar con el planean recorrer el mundo en cinco meses. Para lograrlo viajarán todo el día a 10 mil metros de altura, así pueden recargar  la batería y conseguir mantener el vuelo durante la noche.

Salieron el lunes desde  Abu Dabi, Emiratos Árabes y tienen planeada una hoja de ruta de 35 mil kilómetros. El tramo más difícil será entre China y Hawai, ya que necesitarán completar cinco días en el aire sin parar porque estarán sobre el Océano.