La compañía británica CPI presentó el prototipo de un avión que posee pantallas en las paredes del vehículo sobre las que se proyectan imágenes del exterior. El cambio de diseño gastaría menos combustible y emitiría menos dióxido de carbono que los modelos vigentes.

CPI lanzó un video promocional de su nuevo concepto de aviones. La compañía británica propuso cambiar las clásicas ventanas por unas pantallas flexibles colocadas sobre todo el contorno del vehículo.

A través de estas, los pasajeros podrán disfrutar de lo que sucede a su alrededor mientras atraviesan los cielos. Las imágenes serán tomadas por unas cámaras instaladas en el fuselaje de la aeronave y proyectadas en el interior.

El cambio de diseño haría más ligero al medio de transporte como también permitiría ampliar los asientos. Los boletos serían más baratos debido a que consumiría menos combustible y además contribuiría al cuidado del medio ambiente ya que emitiría menos CO2 que los modelos vigentes.

Aún no se sabe cuándo estará disponible en el mercado.