Leonardo Gavriloff, audaz director expone en una divertida obra sin reservas y con naturalismo el accionar de un actual abogado mediático.

Una comedia moderna con momentos ácidos y de humor negro, que nos presenta el denso ambiente de un corrupto letrado, quien usara todo tipo de artilugios y elementos para defender lo indefendible,un amigo frente al homicidio de la esposa.

Ambos actores logran sus personajes de manera acertadas y denota sus esmeros en la composición, quizá Santiago Caamaño se destaca mejor y con mayor naturalidad en la piel del defensor. En cambio, Aníbal Grillo aporta los parlamentos crueles y de terrible humor a la pieza.

El director con una apuesta vanguardista mezcla elementos de teatro con multimedia ya que como fondo de escenario se presenta una pantalla donde los actores son expuestos con primeros planos por una cámara en vivodesde ángulos que el público no vería normalmente desde su butaca, además casi sin transiciones los distintos cuadros de la obra pasan unos tras otros separados por el off exhibido de los protagonistas que revelan hasta el calentamiento previo de sus voces o cuerpos ante la actuación.  Con una escenografía escasa, tan solo dos sillas y una mesa, el espectador imagina los distintos espacios de la trama,  como el buffet del profesional o un bar.

Un pequeño relato, certeros trabajos actorales más momentos de tensión y comedia garantizada, en esta pieza teatral que deja en el espectador el reflexionar de su acto frente ala misma situación que el abogado.

Cristian A. Domínguez

Interpretes: Aníbal Grillo, Santiago Caamaño

Dirección: Leonardo Gavriloff

Autor: José Montero

Puesta En Escena: Leonardo Gavriloff

Música: Leonardo Gavriloff, Horacio López

Vestuario: Leonardo Gavriloff

Funciones: Domingos 21:30hs.-

EL TINGLADO

Mario Bravo 948 / 4863-1188 o 3750-2240 / CABA