Nole corrió por casi dos horas pero dejó fuera de competencia a Kei Nishikori (6°) por 6-3, 3-6 y 6-1, clasificando al duelo ante David Ferrer (8°) en el Masters 1000 de Roma.

El número uno del mundo aprovechó la caída en el nivel del japonés en el primer y tercer set para ganar el partido, así como el asiático se benefició con la relajación de Djokovic. Aunque el reciente semifinalista en Madrid (y previamente campeón en Barcelona) tuvo seis aces –  el doble que el vencedor  – sufrió tres roturas tras seis break points.

En el último parcial no pudo salvar ninguna de las dos chances de romper, a su vez que no generó ninguna (ganó cinco puntos con la devolución, además de haber ganado el 45% de los puntos que jugó con el primer saque mientras que el serbio capitalizó todos los suyos), pero previamente venía de no permitir break points.

El historial ahora quedó 4-2, siendo el primero en cancha lenta; Nishikori ganó consecutivamente en la semifinal de Basilea 2011 y del pasado US Open, pero ahora arrastra tres derrotas seguidas. Esta fue apenas su segunda vez aquí luego de que en 2013 alcanzara la segunda ronda (en 2011 Federico Delbonis lo había vencido en la qualy), pero aún así perdió la posibilidad de haber subido algunos puestos en el ranking.

Novak – que lleva 21 triunfos en fila, sin caídas desde febrero en la final de Dubái – a las 9hs enfrentará a Ferrer, quien eliminó a David Goffin (20°) por 6-2, 4-6 y 6-3 tras más de dos horas. Djokovic tiene ventaja de 14-5, pero 2-3 en polvo de ladrillo (aunque la última vez en esa superficie ganó en los cuartos de final de la pasada edición de este torneo). Este año solo se vieron en Miami, donde prevaleció el luego campeón.

La otra semifinal comenzará no antes de las 15hs entre Roger Federer (2°) – eliminó a Tomas Berdych (5°) por 6-3 y 6-3 – y espera por Rafael Nadal (7°) o Stanislas Wawrinka (9°), quienes cerrarán esta jornada.