La edición 2016 del rally raid más difícil del mundo tuvo un inicio complicado. Es que si bien se vivió una fiesta tanto en Tecnópolis como en la parte del prólogo, la conductora china Guo Meiling perdió el control de su Mini tras un salto e hirió a diez personas, tres de ellas en grave estado.

La prueba más complicada del mundo motor no comenzó de la mejor manera en el día de partida. Luego de una vibrante largada desde el predio de Villa Martelli, donde cientos de miles de fanáticos se acercaron a ver los coches, camiones, motos y cuadriciclos más espectaculares, el Dakar volvió a dar malas noticias.

Guo Meiling sufrió un despiste en una de las zonas más largas del prólogo de doce kilómetros que unía Arrecifes con Todd. Allí, sesenta mil personas se agruparon para ver el paso a toda velocidad de los competidores. Sin embargo, todo terminó de la peor manera cuando el Mini de la conductora china saltó una loma, viró hacia su derecha e impactó con varios espectadores presentes.

El saldo es de al menos diez heridos, entre atropellados y lesionados por las piedras y objetos que fueron lanzados al colisionar el vehículo, tres de ellos de gravedad entre los que se encuentran un menor y su padre. La conductora, por su parte, no tuvo heridas mayores pero se encontró mucho tiempo en estado de shock y no pudo continuar.

Hasta ese momento, habían pasado la totalidad de las motos, los cuadriciclos y una parte de los coches. Los camiones y el resto de los autos que no completaron la parte cronometrada fueron desviados directamente al campamento cero, ubicado en la ciudad de Rosario.