Las malas actuaciones de Racing se complementan de forma angustiante con la racha negativa que acarrea la seguidilla de lesiones. Ahora es el turno de Gabriel demonio Hauche, quién sufrió un desgarro en el isquiotibial derecho y estará tres semanas fuera de las canchas.

Su entrenador Diego Cocca, junto a su plantel, irán el domingo a la Bombonera sin Hauche ni Milito y con Centurión suspendido. Perder ante Lanús por 3 a 1, regalo un daño colateral, debido a que el nueve no pudo continuar en el campo de juego durante el primer tiempo. Ayer por la tarde, fue asistido bajo a una ecografía, en la cual se comprobó la lesión.

El jugador sería reemplazado en la etapa inicial frente al conjunto del sur bonaerense. Desde los primeros minutos, luego del tirón, se especulaba que había sido una fuerte contractura; los estudios confirmaron un problema muscular mayor, imposibilitando que juegue los próximos cuatro partidos: Boca, Argentinos por la Copa Argentina, Newell’s y Belgrano.

Diego Milito, acompañante titular del demonio en la delantera, se encuentra recuperándose tras las complicaciones sufridas en el clásico con Independiente. En cambio, Centurión, volante ofensivo, vio la roja y tampoco será de la partida.

Todo indica que Castillón y Bou parten con ventaja para formar la dupla ofensiva en el encuentro con el Xeneize.

Damián Rosito