El dólar libre no detiene la suba. Por sexta jornada consecutiva, la divisa se vende al alza y el mercado sigue de cerca la cotización en torno a una nueva barrera psicológica que sirva para sondear un nuevo «piso» de precios. Ahora escala 38 centavos o 2,6% y se vende a 15,10 pesos, a pesar de los reducidos negocios en la jornada, según los operadores. En lo que va del año avanza un 50,4%, la suba más alta desde que se implementó el cepo cambiario, pues este porcentaje, en nueve meses y medio de comenzado el año, incluso supera las subas anuales de 2012 (44%) y 2013 (47%).

Pero la fuerte suba de la divisa norteamericana en el circuito paralelo no es lo único que preocupa. Las luces amarillas también aparecen para la brecha cambiaria. Con un dólar oficial que parece congelado en los $8,48 para la venta –según el promedio de entidades bancarias del BCRA–, ya se encuentra en 78% entre ambas cotizaciones. La diferencia más amplia fue cercana al 100% en mayo de 2013, cuando se profundizaron las medidas restrictivas de la AFIP y el BCRA para acceder al dólar.