Así lo aseguró el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien remarcó que «en la Argentina se encuentra un gran afecto popular por estos dos sectores» y al haber «transferencia de tecnología de quienes están más adelantados, permite pegar saltos cualitativos rápidos dentro del país».
 
 
El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido,  expresó que «en la Argentina hay un gran afecto popular por la ciencia y la tecnología», y consideró que «el Estado debe invertir activamente en esos sectores, con sus propios recursos, sino no hay salida».
 
En el marco de su visita a Moscú donde asistió al Séptimo Foro Internacional AtomExpo 2015, el funcionario indicó: «La gente confía y está orgullosa de su sector nuclear, como así del espacial. La gente se siente orgullosa que Argentina tenga su satélite, sus centrales nucleares, el Instituto Balseiro, el reactor Carem».
 
Y agregó que «la gente siente orgullo de estos acuerdos que al tener transferencia de tecnología de quienes están más adelantados, permiten pegar saltos cualitativos rápidos». Y destacó que estos avances se dieron gracias al peronismo en la Argentina: «El (ex presidente) general (Juan Domingo) Perón inicialmente; y (el ex presidente) Néstor (Kirchner) tomó el guante y lo levantó. Se dio cuenta que había mucho apoyo de la gente a estos proyectos», enfatizó De Vido.
 
En ese sentido, aprovechó para remarcar que «en octubre del año pasado fue el lanzamiento al espacio del primer satélite de fabricación nacional, y en octubre próximo será el turno del segundo, también hecho en Argentina», y agregó que «se está trabajando para lanzarlo con nuestro propio vector».
 
Finalmente, remarcó  que «el Estado tiene que ser quien impulse las inversiones en ciencia y tecnología, porque no van a venir de afuera a hacerlo», y enfatizó que «hay que hacerlo con la propia fuerza, con recursos y con planificación», concluyó el ministro.