Misteriosas sensaciones oculares son experimentadas por algunas personas que han sufrido amputaciones en uno de sus ojos, como por ejemplo la extraña aparición de seres «supuestamente» próximos que desaparecen en segundos, según manifiestan quienes lo padecen. 

El Síndrome del Ojo Fantasma (PES) es un conjunto de síntomas que experimentan, frecuentemente, algunas personas que han perdido uno de sus ojos y, desde entonces, perciben por reflejo, sensaciones como dolor o cosquilleo en la parte faltante. Estas experiencias fueron objeto de estudio para varios investigadores en diversas partes del mundo, sobre todo por las extrañas experiencias por las que dicen atravesar aquellos que lo padecen.

Entre los testimonios de algunas de estas personas, se encuentran las descripciones de haber percibido figuras fantasmales que caminan en su proximidad; “imágenes de seres en movimiento que desaparecen cuando se voltea para verlos»; “personas en la oscuridad” y “paisajes acuáticos entre algas”; entre otras experiencias.

Según indican los expertos, «este fenómeno se produce cuando las señales de información siguen llegando al cerebro por reflejo derivado de la costumbre, sin ser registradas por un ojo que ya no está en su lugar; sus efectos, como se observa, pueden ser realmente perturbadores para la estabilidad psicológica del paciente.»

Las estadísticas indicaron que casi la mitad de las personas que tienen un ojo eliminado -debido a una forma de cáncer de ojo- experimentan este extraño síndrome.  Si bien en la mayoría de los pacientes analizados, los síntomas cesaron de forma espontánea, muchos manifiestan que deben parpadear o distraer el foco de atención a fin de evitar experimentar esas molestas y extrañas sensaciones.