El reconocido juego de fútbol no permite que los usuarios de una PlayStation 4 compartan su partida a través de internet. Por el momento EA Sports no ha declarado las razones del bloqueo de la función.

Con la actualización 2.0 de PlayStation los usuarios de la consola de última generación adquieren una nueva función, el Share Play. A través de este, pueden compartir una hora de su partida con algún amigo por Internet, sin que la otra persona posea el juego o la licencia del mismo.

Sin embargo, no a todas las compañías desarrolladoras de títulos les gusta esta idea y empezaron a bloquearlo. Entre estos se encontraban el Call of Duty,  Tomb Raider y Wolfenstein. Ahora el FIFA 15 se suma a la lista de los juegos que no se pueden disfrutar en esta modalidad.

Lo curioso de la decisión es que durante los primeros días en el mercado permitía hacerlo. Por el momento EA Sports no declaró la causa del cambio de opinión, dejando desconcertados a los seguidores de su producto.