Detail of an x-ray of lungs on black background

Así lo difundió un informe elaborado por Nottingham Trent University, Reino Unido en donde se indica que el gas radón, invisible y presente en muchos hogares,  «es mucho más peligroso» que el monóxido de carbono.

Los científicos han descubierto que el gas radón, que está presente en diversos usos hogareños, podría causar cáncer de pulmón y varias enfermedades mortales. Se encuentra en algunos edificios poco ventilados con una concentración que supera el nivel recomendado en 50 veces, según indican los expertos.

Los expertos de Nottingham Trent University, Reino Unido, autores del estudio, determinaron que si bien el monóxido de carbono es un gas altamente tóxico, el radón es » mucho más peligroso», ya que al ser invisible e inoloro,  implicaría un peligro aún mayor para la salud.

Su acumulación en edificios y viviendas se vuelve una amenaza para la salud causando diferentes enfermedades mortales, fundamentalmente,  cáncer de pulmón, según difundió el estudio.