Un video de un felino ronroneando fue removido de la plataforma debido a que fue acusado de no respetar las leyes de Copyright de dos compañías musicales. Luego de hacer la queja por el usuario, la grabación fue puesta nuevamente en el servicio y multiplicó sus vistas.

La persecución por los derechos de autor en la web puede llegar a curiosos extremos. YouTube sacó de su sitio un video en el que se escuchaba a un gato ronroneando por una hora, sin más melodía que la del felino.

Su autor alegó que se trataba de un sonido ideal para personas que les cuesta concebir el sueño, ya que resulta relajante. Sin embargo, un error de la plataforma lo removió porque supuestamente violaba el Copyright de dos compañías discográficas.

Desconcertado, el usuario en cuestión realizó el reclamo con la firma para que vuelva a estar disponible y su pedido fue concedido. La curiosidad que levantó el acontecimiento hizo que pase de 3 mil reproducciones a más de 79 mil y recolectar 998 me gusta.