El Gobierno nacional dispuso un aumento de casi 100% en el porcentaje de coparticipación que recibe la Capital Federal, la cual quedará fijada en un 3,75% del total nacional.

Esto es visto por medios porteño como «el saldo de una deuda histórica», ya que el distrito fue siempre de los mayores aportantes a la recaudación nacional, pero de los que menos fondos recibía por cada habitante.

La decisión fue comunicada a través del decreto 194/2016 publicado este martes en el Boletín Oficial con las firmas del Presidente, su jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay.

El texto dispone además derogar el decreto 705 publicado en el año 2003. Aquella medida había fijado que la Ciudad de Buenos Aires recibiría una coparticipación equivalente al 1,4% nacional.