Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) presentará un amparo judicial para que la secretaría de Comercio libere los 28 coches destinados a las líneas A y C de subtes retenidos en la Aduana, informaron fuentes del gobierno de la Ciudad.

La empresa estatal advirtió en un comunicado que hasta hoy no se expidió el certificado aduanero, pese a que funcionarios porteños realizaron trámites y gestiones a fin de obtener las autorizaciones.

Sbase consideró «por demás arbitraria» la decisión de la secretaría de Comercio, a cargo de Augusto Costa, y dijo que la empresa cumplió con «todos los pasos requeridos» para obtener la liberación de los coches que destinará a dos líneas del subte.

Asimismo, cuestionó que «ninguno» de los funcionarios de ese organismo haya respondido «los múltiples llamados, correos y solicitudes de audiencia para resolver la situación».

El presidente de Sbase, Juan Pablo Piccardo, informó que se le pidió al gobierno nacional que «libere los coches en forma urgente ya que se está perjudicando a muchos trabajadores que utilizan el subte todos los días, impidiéndoles que viajen con más seguridad, con mejor frecuencia y con aire acondicionado».