La película argentina más exitosa en la historia del cine nacional no fue elegida por la Academia de Hollywood como el mejor film de habla no inglesa, sino que la polaca «Ida» se llevó la estatuilla. Era la séptima película de Argentina que era candidata, con solo dos ganadores.

En el teatro Dolby de Los Ángeles, el largometraje realizado en blanco y negro por Pawel Pawlikowski fue elegida como la mejor al igual que por la crítica británica en los BAFTA, y no así como en los Globos de Oro que da la crítica extranjera, que había destacado a «Leviathan» de Rusia.

El film polaco trata sobra una monja en los años posteriores a la segunda guerra mundial que, antes de confirmar sus votos, se reúne con su única pariente, su tía que hasta ese momento no conocía, que le dice que sus padres habían sido asesinados en la Segunda Guerra Mundial por ser judíos.

Los ochenta minutos de película muestran el cambio de la protagonista (interpretado por Agata Trzebuschowska) durante la búsqueda de las tumbas perdidas de sus progenitores para poder ponerle un cierre a su pasado. El film también compite en la categoría Mejor Cinematografía junto a «Birdman», «El gran hotel Budapest», «Mr. Turner» e «Invencible».

La película de Damián Szifrón, que no había sido candidata ni a los Golden Globe o BAFTA, había ganado el premio Goya de la Academia de España a mejor película iberoamericana, aunque perdió en otras ocho categorías, incluyendo mejor guión, dirección y film. Esta vez quedó abajo del escenario al igual que «Tangerines» de Estonia, «Timbuktu» de Mauritania y la mencionada «Leviathan».

Solo «La historia oficial» de Luis Puenzo en 1986 y «El secreto de sus ojos» de Juan José Campanella en 2010 habían ganado éste premio, siendo candidatas además «La tregua», «Camila», «Tango» y «El hijo de la novia» (también de Campanella).