Lo aprobó Francisco I con la intención de recaudar fondos para causas nobles como enfermedades, pobreza y otro tipo de problemáticas.

El Papa Francisco no deja de sorprender con sus declaraciones y sus acciones.  La última noticia que hizo ruido (y muy fuerte) en la Santa Sede, fue la implementación de la famosa sala del Vaticano, donde se exponen cientos de obras invaluables, como salón de recitales y actos.

La moción fue aprobada tras acordar con la fábrica automotriz Porsche para realizar un evento corporativo dentro de la mismísima Capilla Sixtina. La megaempresa automovilística terminará pagando una donación al Vaticano, a cambio de este increíble servicio.

La idea de la Santa Sede es promover el sentimiento de trabajar para donar y ayudar a los más necesitados, y la cúspide de la religión cristiana tiene que poner el ejemplo. Esto no solo servirá entonces, para socorrer a ciertos grupos afectados por diversos problemas, sino para guiar a las iglesias cristianas de todo el mundo hacia un movimiento de caridad.

Porsche, que tendrá el honor de ser la primera institución en realizar un evento de este tipo dentro de la Capilla Sixtina, llevará al Coro de la Academia de Santa Cecilia de Roma. En cuanto a la parte caritativa, cada invitado al evento abonará 5000 Euros como contribución a la iglesia.