En el marco de su gira por Estados Unidos, el Vaticano informó que el Pontífice está tomando en consideración hacer un paso por la isla. Si bien se trata solo de un “proyecto”, la presencia de Francisco sería un claro apoyo al restablecimiento de las relaciones entre los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro.

El Papa Francisco podría inmiscuirse una vez más en la política internacional y sentar una clara posición con respecto a los procesos de paz que se están llevando en el mundo. Por ello, en las últimas horas salio a la luz que el Pontífice podría visitar Cuba luego de su paso por Estados Unidos en el mes de septiembre.

Si bien se trata solo de un proyecto, desde el Vaticano, mediante un comunicado informaron:»El Santo Padre está tomando en consideración la idea de realizar una etapa en Cuba con ocasión de su viaje a Estados Unidos» del 22 al 27 de septiembre.

El Papa ha tenido un papel fundamental en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el gobierno de Barack Obama y el comandado por Raúl Castro, cuando invitó a los dos mandatarios mediante una carta a que terminarán con sus “frías relaciones”.

Si el sumo Pontífice confirma su paso por la isla, será la tercera oportunidad que un Papa pise suelo cubano, puesto que la lo habían hecho Juan Pablo II (1998) y Benedicto XVI (2012).

Francisco no solo visitará al país del norte del continente americano, sino que también confirmó que a principios de julio estará en Ecuador, Bolivia y Paraguay, tres de los países con mayor pobreza de la región, pero que han exhibido en los últimos años una recuperación en cuanto a sus niveles de indicadores sociales.