El tucumano Luis Carlos «Potro» Abregú (66.500) fallo en su intentó de obtener el título internacional welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al caer por nocaut técnico en el noveno round, ante el estadounidense Sadam «World Kid» Alí (66.200), en un combate llevado a cabo anoche en el Boardwalk Hall, Atlantic City, Estados Unidos.

Sin ningún tipo de dudas, no ha sido el desenlace esperado por el público, y mucho menos por el boxeador argentino. Ya que previamente las condiciones de ambos determinaban a un Abregú con muchas posibilidades de ganar mediante la vía rápida, y quizás esperar a ver cuanto podía aguantar de pie el norteamericano.

Arriba del ring las acciones se volvieron demasiado aburridas o poco atractivas, hasta llegar al punto de ser abucheados por los espectadores, por el exceso de finta y estudio de movimientos físicos entre los protagonistas. El “Potro” sólo lanzaba golpes de izquierda a través de contraataques y Sadam mantenía la distancia con tranquilidad; suceso que abarco los cuatro asalto iniciales.

Entrando a la quinta vuelta, Alí, demostró su velocidad característica y potencia cuando ejecutaba los cross de derecha. En cambio, Abregú, conectaba correctamente su directos del mismo perfil. Comenzando el cruce de combinaciones de los dos, es el local quién con su diestra envía un puñetazo abierto produciendo la visita al suelo del sudamericano.

Desde ese instante, cada ocasiones favoreció a Sadam, transformando el ring en su propia virtud. Consiguiendo defenderse con calidad, excelente salidas sumadas a golpes con zurda, y conexiones concretas en el rostro del tucumano. Finalmente “El Potro” no pudo sostener la fuerza “Word Kid” y volvió a ser lanzado a la lona, igualmente regreso a la contienda, pero no en un estado óptimo. El árbitro determino frenar el castigo que recibía Luis Carlos.