Benigno Aquiono III, máximo mandataria del país asiático, declaró que no ve con malos ojos el retiro del ex campeón de peso welter. La última caída contra Mayweather y sus problemas físicos serian decisivos.

Manny Pacquiao en reiteradas ocasiones hizo saber en público su deseo de ser presidente de Filipinas y hasta el actual mandatario, Aquiono III, quiere que el boxeador deje a un lado su carrera que tanto prestigio le dio en el mundo

“Si nos ponemos a ver el honor que Manny nos ha dado, el sacrificio que ha hecho por su país, quizá sea hora de que nosotros digamos: ‘Manny, lo que has hecho ha sido suficiente. Quizá sea mejor no arriesgar tu salud nuevamente. Quizá es hora de que nos ayudes a cuidar de tu vida y tu futuro, por tu amada esposa y tus hijos”, sostuvo Benigno Aquiono III, tras una reunión con Pacquiao en su país.

El campeón en ocho categorías diferentes, había perdido el pasado 2 de mayo frente al norteamericano Floyd Mayweather, el denominado combate del siglo por puntos en Las vegas y actualmente el boxeador de 36 años se recupera de una lesión en el hombro que lo marginara 6 meses fuera del ring, a la espera de su decisión acerca de continuar en el cuadrilátero teniendo una revancha con su verdugo o meterse de lleno en la política.