El Ejército chino autorizó la producción del primer medicamento desarrollado en este país para combatir el virus del Ébola, según lo informó hoy la cadena de televisión estatal china CCTV. Autoridades médicas aseguran que, por lo pronto, su posible aplicación sólo tendría lugar en situaciones de emergencia.

El medicamento, denominado «JK-05», fue desarrollado tras cinco años de trabajo por el Instituto de Microbiología y Epidemiología de la Academia de Ciencias Médicas Militares, encargado de la identificación de microorganismos y la determinación de su perfil de sensibilidad a los antibióticos.

Esta droga actúa a nivel micromolecular y «contiene de forma selectiva la RNA-polimerasa del virus del Ébola para inhibir su replicación», declaró el director del equipo de investigadores de la citada academia, Wang Hongguan.

Hasta el momento se han realizado pruebas con éxito en animales y a nivel celular y también se ha completado el proceso para realizar análisis clínicos. No obstante, sólo se ha autorizado su uso para situaciones de emergencia.

Karen Milessi