Montenegro había acordado en las últimas horas su desvinculación de Independiente y así quedó en libertad de acción para negociar su arribo a Chicago, donde remplazará al ídolo del club, Christian Gómez, que sufrió una distensión ligamentaria.