Las selecciones se basan en el estado de ánimo del usuario, su ubicación, la hora del día y las preferencias marcadas. Se encuentra disponible desde el martes, pero sólo para los suscriptores de All Access.

Google lanzó su propio servicio de música, con la particularidad que adapta las pistas al estado de ánimo de los usuarios. El software coordina datos de ubicación, horario, preferencias pasadas y  canciones que indicaron en algún momento les gustaban.

Una vez ingresado a la plataforma permite elegir una serie de categorías, como me levanté contento, haciendo ejercicio o bebiendo café gourmet. Después exhibe tres opciones de géneros, los cuales conectarán con tres listas de temas diferentes. En caso de no estar satisfechos con las selecciones, también podrán seguir  buscando otras.

La innovación está disponible para los suscriptores de All Access, que cuesta 10 dólares al mes, y se puede utilizar en smartphones, tabletas y computadoras. Quienes no tengan una cuenta pueden obtener una prueba gratuita por 30 días, pero luego de ese período deberán pagar para seguir usándolo.

El servicio utiliza Concierge, de Songza, una compañía que el gigante tecnológico adquirió en julio pasado. Posee más de 2000 listas de reproducción, que son actualizadas constantemente por seres humanos.