El Tribunal de Arbitraje del Deporte permitirá que el delantero uruguayo asista a las prácticas del Barcelona y juegue en partidos no oficiales

El Conejo podrá retornar parcialmente a las canchas. El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) estimó algunas de las apelaciones que introdujo el uruguayo Luis Suárez y le dio el visto bueno para que el futbolista pueda entrenarse con el Barcelona. Sin embargo, mantuvo la sanción impuesta por la FIFA sobre la prohibición de disputar partidos oficiales.

El máximo órgano del balompié internacional le había negado al delantero charrúa la posibilidad de jugar por un período de cuatro meses, y además le rechazó la opción de vestir la camiseta celeste por nueve compromisos. El castigo fue por la mordida que le propinó Suárez al italiano Giorgio Chiellini en la pasada Copa del Mundo, acción que luego fue admitida  por el atacante a través de un comunicado.

La sanción impuesta por FIFA lo excluía  de toda actividad relacionada con el fútbol. Fue tan drástica que su nuevo club, el  FC Barcelona, no ha podido presentarlo de forma oficial. A partir de ahora, gracias a la palabra del TAS, comenzará los entrenamientos con el conjunto blaugrana y podrá participar en compromisos no oficiales. Se espera que el próximo lunes pueda ver sus primeros minutos en el Trofeo Joan Gamper, en la capital de Cataluña, España.

Andrés Moreau