Rodolfo Arruabarrena no dirigirá más al Xeneize luego de que Angelici rescindiera su contrato.

La derrota frente a Racing terminó por sepultar las aspiraciones del Vasco Arruabarrena de seguir siendo técnico del club que lo vio como campeón de América como jugador y doble campeón nacional en el 2015 desde el banco.

La gran deuda del exDT de Boca fueron los clásicos ante los otros cuatro “grandes”, con sólo un 30% de efectividad, y sobre todo, con las dos series coperas perdidas ante el eterno rival, por la Sudamericana 2014 y la Libertadores 2015.

El mal juego en el verano fue determinante. Las dos derrotas en los superclásicos y el mal inicio en lo futbolístico, tanto en el torneo local como en la copa, dejaron al Vasco pendiente de un hilo.

Finalmente, para prevenir males menores, la dirigencia del club de la ribera decidió desplazar al DT en la previa del duelo por la Libertadores ante Racing y del primer superclásico del campeonato de transición 2016.

Suenan fuerte los Mellizos Schelotto y, en menor medida, Palermo, Bielsa y Sampaoli, para reemplazarlo.

Los clásicos, el gran karma del Vasco:

– Clásicos jugados: 15

– Ganados: 3

– Empatados: 4

– Perdidos: 8

– Goles a favor: 10

– Goles en contra: 18

– Efectividad: 28, 8 %