Los arquitectos de Emerging Objects han desarrollado una casa impresa en 3D a partir de sal cosechada localmente y concreto.

Conocida como «3D Printed House 1.0», la residencia y caso de estudio fue encargada por el Jin Hai Lake Resort Beijing. Integrando métodos de construcción tradicionales con materiales renovables impresos en 3D, fabricados por Emerging Objects, el equipo ha logrado construir una casa sostenible, estructuralmente viable y atractiva formalmente.

Los principales componentes estructurales de la Casa impresa en 3D 1.0 se construyen de hormigón in situ y se revisten con yeso blanco. Envolviendo la casa hay un revestimiento exterior hecho de un polímero de cemento reforzado con fibra impreso en 3D especial desarrollado por Emerging Objects, utilizando su Picoroco Block, un bloque de construcción modular de arena impreso en 3D.

El exterior poroso de la fachada se apoya en una geometría subyacente de pentágonos, hexágonos y cuadriláteros interconectados cuyo terminal es un círculo. Cada óculo que sobresale varía en tamaño, dependiendo de la cantidad de luz, vistas y privacidad deseada para esa área en particular de la casa.

Rompiendo la «caja de hormigón», hay una serie de «volúmenes de sal» interiores impresos en 3D de doble altura, hechos de un polímero de sal basado en «Saltygloo.» Los componentes semi-transparentes iluminam el interior y definen el diseño de la casa, dando forma a la mayor parte de espacios íntimos – dormitorios, baños y comedor familiar.