El escribano argentino Gustavo Yocca, dueño del diario La República, fue derivado ante la jueza penal Dolores Sánchez tras ser detenido por Interpol en el aeropuerto de Carrasco cuando iba a abordar un vuelo por denuncias por cheques sin fondos e irregularidades por pago de aportes salariales.

Esta es la segunda vez que el empresario argentino es detenido en el país; la primera vez también ocurrió en la terminal aérea por el mismo motivo.

Yocca, representado por los abogados Jorge Barrera y Alejandro Balbi, declaró este sábado ante la jueza Sánchez. La magistrada decidió que permanezca detenido y volverá a declarar mañana domingo, día en que se resolverá su situación.

Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron que la denuncia proviene desde el Banco de Previsión Social por apropiación indebida, ya que no realizaba los aportes patronales pertinentes desde, al menos, 2013.

Yocca -un escribano santiagueño de militancia peronista- había comprado en 2011 un grupo de medios de izquierda, diario, radio, portal web y televisión para abonados, luego de una negociación impulsada por Néstor Kirchner durante el gobierno de José «Pepe» Mujica.

Con la llegada de Tabaré Vázquez al gobierno, el Estado realizó un recorte drástico de publicidad oficial y los medios dirigidos por Yocca han visto agravada su situación financiera, según fuentes políticas.

El diario de Yocca mantuvo un estilo oficialista, defensor de las políticas del gobierno de Mujica y en general del Frente Amplio, y ha reprochado a funcionarios gubernamentales porque no tuvo compensación de publicidad como correspondía.