El Granate lo venció 1-0 de visitante en el inicio del Torneo largo de Primera División. El único tanto del duelo lo hizo Santiago Silva en el segundo tiempo en el último partido dirigido por el árbitro Carlos Maglio.

Lanús a pesar de algunas bajas sensibles en su plantel pudo jugar de la misma manera que lo hizo en el torneo pasado, en un campo complicado ante una escuadra defensiva, aunque se llevó con merecimientos los primeros tres puntos.

Al inicio del duelo el equipo de Julio Falcioni esperó al rival en busca de una contra letal pero sin embargo la visita tuvo las chances netas de gol. Primero con un remate lejano de Oscar Junior Benítez bien sacada por Fabián Assmann y luego de cabeza lo perdió increíblemente el paraguayo Gustavo Gómez.

El Granate se mostró más seguro ante el Cervecero que no logró aprovechar la velocidad de Diego Buonanotte, quién no podía tomar la pelota y mucho menos crear alguna jugada que rompiese la férrea marca.

En el complemento los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto siguieron con la misma sintonía y al inicio silenciaban el estadio Centenario. Esta vez el ejecutante en pelota parada fue Maximiliano Velázquez y en el primer palo apareció el desvió del uruguayo Santiago Silva que ponía el 1-0.

El choque se hizo de ida y vuelta con el Cervecero atacando más por necesidad que con juego, mientras que del otro lado los espacios aparecieron pero sin eficacia en la definición por lo que terminó en victoria de la visita y la despedida del arbitraje de Carlos Maglio de 49 años.

Quilmes visita el domingo por la segunda fecha a River mientas que Lanús recibe a Belgrano de Córdoba el lunes.