El Xeneize perdió 4-3 como local por la 19° fecha del Torneo Largo de Primera División. Lo había empezado ganando pero su arquero los dejó con unos menos tras cometer un penal a los 26 minutos y volvieron a caer tras cinco partidos, cediendo la cima con San Lorenzo.

Boca Tuvo una tarde para el olvido en la Bombonera no solo por el resultado sino también porque a pesar de la desventaja numérica y pelear el resultado hasta el final, provocó muchos horrores en su área, con la gran interrogante de quién debe estar defendiendo el arco del club, si un histórico o la futura promesa.

En solo seis minutos de partido el elenco de Rodolfo Arruabarrena se iba a poner en ventaja. Por la derecha Sebastián Palacios (ex Unión) envió un centro que el defensor Emanuel Britez rechazó a medias y Jonathan Calleri no perdonó.

La visita comenzó frío pero con el correr de los minutos demostró que no fue a buscar solo el empate y en la vía aérea casi lo empata Santiago Zurbriggen, pero falló incompresiblemente bajo el arco.

Cuando el Xeneize estuvo mejor y parecía que venía el segundo una situación extrema puso entre las cuerdas al local. Lucas Gamba encaró solo hacia el gol pero el arquero Agustín Orión lo tumbo, salió expulsado y luego bajo los once metros Víctor Malcorra no perdonó al recién ingresado Guillermo Sara (noveno gol).

Los dirigidos por Leonardo Madelón generaron resquicios con la superioridad numérica y el rival ayudó con sus errores. Daniel Díaz tardó en largar el esférico y Mauricio Martínez se la robó para dar vuelta el marcador.

Al inicio del complemento el Xeneize salió al empate y a los 40 segundos lo iba a conseguir. Marcelo Meli dejó solo a Calleri, Nereo Fernández se la atajó pero el rebote le cayó a Carlos Tevez que volvió a marcar en su casa.

El Tatengue no se achicó a pesar del empuje del público local y nuevamente una desatención defensiva del rival lo puso adelante. La pelota quedó en el aérea boquense sin que Cristián Erbes pudiera sacarla y Britez se reivindicó para el 3-2 parcial.

A puro garra y empuje el Xeneize fue en busca de al menos conseguir un punto, con la gran figura de su promesa Calleri. En el All Boys anticipó a su marca tras un centro de Fernando Gago y a los 42 le dio esperanzas a su equipo (sexto gol).

Los santafesinos cada vez que recibieron un golpe, fue cuando mejor jugaron y en tiempo de descuento silenciaron el estadio Alberto José Armando. La jugada se inició con una supuesta falta a Gago aunque a Facundo Affranchino no le interesó ya que le bajó de cabeza el balón a Lucas Gamba que en la misma vía puso el 4-3 histórico.

Así Boca continua como líder con 40 puntos al igual que San Lorenzo y perdió luego de cinco partido (2-0 frente a Vélez en Liniers). Dentro de dos semanas tras el receso por elecciones visitará a Arsenal.

Por su parte Unión llega a 30 unidades y por segunda vez consecutiva ganó en la Bombonera. Racing será su próximo rival en Santa Fe.