La noticia fue dada a conocer por la Corporación Nacional Forestal (Conaf) chilena, que anunció haber “encontrado el cuerpo del ciudadano argentino Laureano Santos, desaparecido en el Parque Nacional Torres del Paine desde diciembre pasado”.

El hallazgo ocurrió durante la mañana del sábado, junto a un sendero que une los campamentos Los Perros y El Paso, dos de los sitios con peores condiciones climáticas del Parque Torres del Paine. Un guía turístico de una compañía privada fue quien se percató de la presencia de un cuerpo y un bolso, donde se encontró la documentación de Santos.

El joven, un ingeniero de 26 años, había sido visto por última vez dos días después de su ingreso a Parque Torres del Paine, el 25 de diciembre de 2013, mientras realizaba una excursión en este lugar que se caracteriza por sus montañas, glaciares y senderos.

La búsqueda se realizó durante casi tres meses, donde participaron autoridades argentinas, chilenas y voluntarios de ambos países, hasta que finalmente desistieron y abandonaron las tareas.

Si bien las causas de la muerte aún no han sido confirmadas, algunos conocedores del área creen posible que Santos se encontrara con un frente de mal tiempo que borró el camino y le hizo perder la orientación. Incluso las autoridades tardaron horas en retirar el cuerpo a causa de una fuerte nevisca que impedía acercarse hasta ese lugar.

Por todo lo anterior, la Conaf reiteró a los visitantes la importancia de no caminar solo, así como también registrarse en las porterías y guarderías de los distintos pasos de la montaña, para poder dejar un rastro del recorrido.