Autoridades en Misuri sospechan que un hombre mató a balazos a unas siete personas y causó heridas a otras más en cuatro lugares diferentes durante la noche del jueves para luego suicidarse. Su brote se produjo tras hallar en su casa a su madre muerta por causas naturales.

Una adolescente que corrió a la casa de un vecino para llamar al número de emergencia 911 y pedir ayuda, condujo a la policía a descubrir finalmente ocho cuerpos en cuatro escenas de crimen en la pequeña comunidad de Tyrone, a unos 220 kilómetros al suroeste de St. Louis, Misuri.

Tom Whittaker, médico forense del condado de Texas, que abarca la comunidad de Tyrone, informó al periódico St. Louis Dispatch que tres mujeres y cuatro hombres, de entre 40 y 60 años de edad, fueron fatalmente lesionados. El único sospechoso, de 36 años, se suicidó.

Antes de que los investigadores localizaran el cuerpo del atacante, la policía acudió a la casa de la madre del sospechoso para saber si se encontraba ahí. Las autoridades encontraron a la madre muerta en un sillón, aparentemente por causas naturales, diagnosticóWhittaker.

“Parece que la madre había estado muerta al menos 24 horas”, dijo Whittaker en declaraciones al rotativo este viernes. La mujer tenía unos 70 años de edad y había estado bajo el cuidado de un médico por una enfermedad, y no había señales visibles de trauma, indicó.