Las encuestas, todavía prematuras a un año de la elección, divulgadas por 5 firmas distintas, ponían con cifras muy cercanas (rondaban el 26 y el 21%) a tres candidatos.

Unas veces, Sergio Massa, del Frente Renovador (FR), en otras las lideraba el gobernador Scioli y otras sitúan a la cabeza al jefe de Gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri.

En un lejano cuarto lugar, según las encuestadoras, están candidatos del Frente Unen, una entente de centro-izquierda donde De la Sota o Hermes Binner dividen preferencias.

Todos los partidos harán primarias (las paso). De allí saldrán al menos cuatro candidatos pero los tres primeros serán seguros.

Massa, exministro del difunto Néstor Kirchner, tendría al centro y la disidencia del FPV y gran opción en segunda vuelta, ya sea que pase con Macri o Scioli. Llevaría los votos moderados de ambos. Macri, en cambio, si pasa con Scioli, tendría a los massistas, y Scioli, si va con Macri, conquistaría en ballotage algunos votos blandos del Frente Renovador.