El ex goleador y capitán de la selección argentina superó con tranquilidad una complicada cirugía cardíaca realizada en los Estados Unidos; en la cual se le colocaron seis bypass.

Ayer por la tarde, Kempes, a sus 62 años, padeció una intervención quirúrgica en Connecticut y permanecerá en reposo las próximas semanas. La buena noticia se conoció mediante la página oficial del Valencia de España, celebrando la recuperación del argentino, y actual embajador internacional del club.

El «Matador» admitió descubrir su problema de salud de modo casual: «Me tenía que operar de la cadera y la venía postergando. Cuando me estaban haciendo los chequeos previos, me encontraron muy tapadas las arterias, sobre todo del lado derecho. Los médicos creen que en algún momento me tuvo que haber dado un infarto. Pero nunca sentí nada».

Finalmente, Mario, continuará desempeñándose con normalidad como comentarista de fútbol.