El ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni es reconocido como un férreo defensor de los derechos humanos. Sin embargo, no siempre pensó igual. Así queda demostrado en el libro «Derecho Penal Militar», que publicó junto a Ricardo Cavallero en 1980. El periodista Diego Rojas (@zonarojas) difundió fragmentos del texto, inhallable en bibliotecas públicas y privadas.

El texto, publicado durante un gobierno militar que proclamaba estar en una guerra, justifica el golpe de Estado. «En una circunstancia hipotética, habiendo desaparecido cualquier autoridad o siendo incapaz la que resta, un grupo militar puede usurpar justificadamente la función pública», escribió Zaffaroni.

El libro incluye una dedicatoria al brigadier auditor Laureano Álvarez Estrada, a quien reconoce haberle mostrado los textos originales antes de su publicación para que realice «observaciones» y al contraalmirante auditor Ramón León Francisco Morell.

La obra también justifica la prohibición de la homosexualidad en las Fuerzas Armadas. En la página 59, según puede verse en la imagen adjunta que fue difundida en el sitio PlazaMayo.com, Zaffaroni y Cavallero analizaban: «Si pensamos por un momento en que la homosexualidad entre adultos no puede ser punida como delito en la vida civil, porque esa punición violaría el art. 19 constitucional, no por ello debemos concluir en que la homosexualidad militar es inconstitucional, tal como la prevé el art. 765, CJM, porque en la vida civil no hay ningún bien jurídico que resulte afectado por esa conducta realizada en privado, pero en el orden militar la posibilidad de trascendencia del conocimiento de esa conducta afecta la imagen pública de las fuerzas armadas y la confianza que ellas deben gozar por parte de los habitantes de la Nación, cuyo crédito frente a ellos es indispensable para que ante la necesidad tremenda cuenten con la participación y apoyo de la población».

Rodolfo Terragno había expuesto el pensamiento de Zaffaroni durante el debate que se realizó en el Senado luego de que Néstor Kirchner lo nominara para la Corte. El pliego fue aprobado con el voto de mayoría de dirigentes que respondían a la Casa Rosada, entre ellos la por entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner.

«En el sitio web de las Madres de Plaza de Mayo había un proyecto contra la impunidad y como parte de ese proyecto existía una denuncia contra los jueces que juraron bajo el estatuto del proceso de reorganización nacional. En la lista de magistrados estaba Zaffaroni como partícipe necesario de los delitos de la dictadura», explicó Terragno en declaraciones radiales.

Libro Zaffarrancho