El actor chileno le envió a los medios un «acta notarial» para solicitar que «se abstengan de exhibir, difundir y/o divulgar datos, información o imágenes en canales de televisión, radio, medios gráficos o cualquier otro medio de difusión que refieran a la relación del señor Benjamín Vicuña Luco, la señora Carolina Ardohain y los hijos de ambos, que afecten a la vida privada, su dignidad, decoro y todo aquello que perjudique la relación de familia del señor Benjamín Vicuña Luco y sus hijos, así como también se abstengan de cualquier tipo de uso de la imagen del señor Vicuña; todo ello bajo apercibimiento de iniciar acciones legales pertinentes».