El diálogo se registró el 11 julio de 2016 a las 9:52 y se puede escuchar a la ex Presidente interpelando a su ex jefe de inteligencia sobre declaraciones periodísticas que había realizado Antonio Stiuso al diario La Nación.

Durante toda la charla hay un rasgo distintivo: a la ex jefa de Estado se la nota muy enojada con Stiuso y en varias ocasiones destrata a Parrilli, ex jefe de los espías durante el kirchnerismo, y uno de los pocos dirigentes que se mantuvo leal al «proyecto nacional y popular» tras el recambio de autoridades en diciembre de 2015.

Soy yo, Cristina, pelotudo»; «¡Entrá por internet, Oscar!»; «¿Dónde estás físicamente Oscar? Andá a tu casa y ponete a laburar», son algunas de las expresiones de la ex mandataria para su colaborador.

Durante el diálogo Cristina Kirchner le pregunta a Parrilli por las causas que le «armaron» a Stiuso, aunque luego se retracta y corrige -«que lo denunciamos»-. La grabación, autorizada por el juez Ariel Lijo, introduce algunos datos relevantes como, por ejemplo, que la ex Presidente le pidió a Parrilli que convocara a otros integrantes de la ex Side a responder los dichos de Stiuso -«hay que ponerlo frente a Paco y frente a Icazuriaga»-. Y pregunta: «¿A quién le armamos carpetazos nosotros?».

El diálogo completo:

OP: Hola

CFK: Hola Oscar..

OP: ¿Quién habla?

CFK: ¡Yo Cristina, pelotudo!

OP: Ahh (risas), porque me había llamado un periodista recién.

CFK: ¿Por lo de Stiuso?

OP: Sí, estoy en Neuquén; estuve buscando La Nación, el reportaje que hizo.

CFK: Por eso te estoy llamando, porque a este tipo hay que matarlo. ¡Pero es un caradura!

OP: No lo leí todo, escuché algunas cosas; está como apichonado, que no te conoce, ni lo conoció a Néstor.

CFK: ¿Cómo no lo conoció a Néstor? A Néstor lo conoció, seguro.

OP: Bueno, dice que no. Ahora estoy acá en Neuquén, estoy esperando que llegue el diario para comprarlo, para leerlo todo

CFK: ¡Pero entrá por Internet, Oscar!

OP: Ahh, bueno, pero estoy en el auto, por eso…

CFK: ¿Dónde estás Oscar, ahora?

OP: En Neuquén estoy.

CFK: Ya sé, pero físicamente, ¿dónde estás?

OP: En la casa de mi hijo.

CFK: Bueno, andate a tu casa y ponete a laburar…

OP: Si, si, lo leo todo y pensaba en salir, porque me llamaron para ver qué hacer

CFK: Yo quiero leerlo, ya pedí que me lo manden urgente, no puedo entrar en La Nación. Te lo leés y esperás a que hable con vos para ver ….

OP: Listo, listo, hablamos y después lo vemos.

CFK: Además, empezá a buscar todas las causas que le armamos, no que le armamos, que le denunciamos…

OP: Que le denunciamos… ocho causas tiene de denuncias, tengo todas.

CFK: Describilas todas, y poné qué juez tiene cada causa.

OP: Bueno

CFK: La verdad es que es increíble que no se haya hecho absolutamente nada.

OP: Si, si, no se avanzó en absolutamente nada, en ninguna.

CFK: ¿Cómo que los Kirchner tenían servicios paralelos? ¿Y él nunca lo denunció eso? No, no, no.

OP: Es mentira, los manejaba él los servicios.

CFK: ¡Por favor! ¿Sabés? hay que ponerlo frente a Paco (Larcher) y frente (Héctor) Icazuriaga, hay que traerlos acá

OP: ¿A declarar, te parece a vos? Yo no sé si es conveniente que los pongamos…

CFK: ¿Con repecto a ésto? ¡¿Cómo que no?! ¿A quién le armamos carpetazos nosotros?

OP: No, a nadie, si armaba las armaba él… él es responsable de esas carpetas.

CFK: Estás lento de reacciones, me parece Oscar, eh. Andate a tu casa a leer artículo por artículo.

OP: Bueno, ahora lo miro bien y hablamos. Chau

CFK: Chau