Autoridades federales anunciaron ayer haber puesto fin a una estrategia mediante la que por cinco años un grupo de corredores de bolsa de Wall Street dieron a hackers extranjeros una “lista de deseos” con comunicados de prensa corporativos confidenciales que robar, con lo cual generaron más de 100 millones de dólares en ganancias ilegales por la compra y venta de acciones.

El grupo negociaba en la bolsa por medio de información financiera confidencial obtenida de los comunicados robados, los cuales aún no eran hechos públicos, de acuerdo con documentos legales.

Las autoridades levantaron cargos penales contra nueve personas relacionadas con 30 millones de dólares de las ganancias ilegales. Organismos reguladores de acciones también presentaron una denuncia contra ellos y contra otras 21 personas. Al menos cinco hombres fueron arrestados ayer por la mañana, de acuerdo con personas informadas sobre la investigación, quienes hablaron con la condición de no ser identificadas.

El inusual caso, que vincula actividades de hackeo con uso de información privilegiada, está siendo llevado por autoridades federales en Nueva Jersey y Nueva York, quienes dieron a conocer los detalles básicos del mismo ayer por la mañana. A su vez, la Comisión de la Bolsa de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) interpondrá una demanda paralela.

La investigación ha estado activa por varios años, y agentes federales empezaron a realizar arrestos el día de ayer. Durante una conferencia de prensa en Newark, Nueva Jersey, prominentes funcionarios del orden público, incluyendo a Jeh Johnson, secretario de seguridad interna, y a Mary Jo White, presidenta de la SEC, hablaron sobre el caso.

Paul J. Fishman, fiscal federal en el Distrito de Nueva Jersey, comentó que los hackers mostraron una enorme paciencia y determinación en la estrategia. Agregó que algunos de ellos, con sede en Ucrania, solían enviar instrucciones por correo electrónico a los corredores sobre cómo acceder a los documentos robados desde un servidor extranjero. Uno de los correos incluso incluyó un “tutorial en video”.

“En el caso se cruza el hackeo y el fraude con valores”, comentó. “Los hackers fueron firmes y pacientes”.

En una acusación contra cinco de los hombres, fiscales federales de Nueva Jersey señalaron que los hombres accedieron a compañías como Business Wire y PR Newswire durante cinco años para robar más de 150 mil comunicados de prensa emitidos por corporaciones que cotizan en bolsa antes de que la información fuera dada a conocer al público en general. Los hombres, algunos de ellos hackers de países de Europa Oriental y otros en Estados Unidos que negociaban con la información, generaron al menos decenas de millones de dólares en operaciones, de acuerdo con la acusación.

Los comunicados robados dieron a los corredores –cuatro de los cuales fueron acusados por separado en Brooklyn– una gran ventaja sobre otros en el mercado de valores al permitirles negociar con la información antes de que fuera enviada a las agencias, de acuerdo con autoridades. Los hombres que utilizaron la información robada pagaron a los hackers una tarifa plana o un porcentaje de lo generado por las operaciones ilegales, según indicó la SEC en otra denuncia.

Las autoridades declararon que los corredores involucrados entregaban “listas de deseos” a hackers con los tipos de comunicados de prensa que querían y las compañías que tenían en mente. Los hombres obtuvieron información de más de 30 compañías, incluyendo Bank of America, Clorox, Caterpillar y Honeywell, de acuerdo con las autoridades.