La maniobra en el Banco Heritage, la llevó a cabo durante una década. Viajaba esporádicamente a Buenos Aires, donde daba cuenta a sus clientes del dinero que les administraba, pero además, aprovechaba para realizar pequeños retiros que luego se apropiaba. En el banco, presentaba comprobantes falsos para esconder el procedimiento.

Así, a cuentagotas, una ejecutiva de inversión del banco Heritage logró estafar a una serie de clientes extranjeros que tenían su dinero en Uruguay. Fuentes consultadas por Telemundo consideran que la cifra que se apropió oscila entre los 3 y los 15 millones de dólares.

A fines del 2017 el banco detectó una serie de irregularidades y abrió una auditoría. Poco más tarde llegó la denuncia penal. Heritage presentó el caso ante la justicia e informó al Banco Central sobre la situación, en tanto, la ejecutiva formalizó su renuncia con sumario abierto.

La jueza María Helena Mainard determinó un embargo genérico por 3 millones de dólares y el cierre de fronteras para la ejecutiva, informó Caras y Caretas, mientras el fiscal reúne evidencia para retomar el caso el 1 de febrero, tras la feria judicial.

Las autoridades del banco reunieron este martes a su personal y a la comisión representativa de los trabajadores afiliados al sindicato AEBU, informaron sobre la situación y precisaron que se continúa con la auditoría, cuenta por cuenta.

En un comunicado publicado en los diarios El País y El Observador, banco Heritage reconoció el manejo irregular de fondos pertenecientes a un reducido grupo de clientes, extranjeros y del sector privado. El banco precisó que la situación no afecta su operativa ni solvencia.

Fuentes dijeron a Telemundo que el grupo económico de banco Heritage en Uruguay dispone de un seguro internacional, por lo que queda garantizado el reintegro del dinero a los clientes afectados y el normal funcionamiento de la institución.