La presidente de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo reafirmó ese apoyo incondicional y manifestó: «Si estos chicos van presos, yo voy con ellos».

“Yo los visité en la cárcel, como lo hice durante toda mi vida con muchos presos. Pero en este caso, yo siempre tuve muy en claro la gran injusticia que existe, y contra la injusticia hay que arre meter. Uno puede tolerar la in comprensión y las diferencias, pero la injusticia, no».